Ella por el Empoderamiento

Clic aquí para ver la historia en video

“Ella por el empoderamiento” es el nombre del proyecto de empoderamiento de la mujer a través de capacitaciones técnicas, que se puso en marcha en el municipio de El Estor, departamento de Izabal. Este proyecto es impulsado por la Fundación Movilizando Comunidades, brazo social de la empresa Empowering Business Latin America –EBLA- y cuenta con el apoyo del Instituto Técnico de Capacitación –INTECAP-, la Municipalidad de El Estor y la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres –CONRED-.

Se trata de un proyecto de capacitación en corte y confección por un período de cuatro meses, dirigida a 20 mujeres que actualmente radican en la comunidad El Bongo y que forman parte del grupo de familias damnificadas por las inundaciones provocadas por el desborde de los ríos Tunico y Sumach que en el mes de agosto del año 2015 afectaron el departamento de Izabal y dejaron sin hogar y recursos a decenas de familias.

“Este es un primer paso para reactivar la economía de la comunidad y darles herramientas de desarrollo para que puedan generar ingresos para sus familias”,

dijo Mildred Espinoza, Gerente General de EBLA.

El Bongo es un área en proceso de recuperación en donde la CONRED continua trabajando con autoridades locales para que puedan salir adelante luego del desastre natural ocurrido el año pasado.

Por su parte, Alejandro Maldonado Lutomirsky, Secretario Ejecutivo de la institución dijo al respecto “Guatemala debe adoptar a todo nivel, las medidas necesarias para reducir los efectos de los fenómenos naturales con una visión de futuro para ser efectiva la gestión integral para la reducción del riesgo a los desastres, se debe trabajar para garantizar un desarrollo seguro y sostenible”.

 

La historia puede verse en este video.

 En este lugar EBLA construyó y puso a disposición de CONRED, un centro comunitario para atender a los damnificados por las inundaciones registradas en ese sector.

Espinoza agregó que por medio de la fundación pretenden continuar a futuro con los programas de formación que permitan dotar de capacidades técnicas a las 140 familias afectadas por el desastre natural en mención y realizar gestiones para ubicarlos en trabajos formales en empresas que funcionan en El Estor, Izabal. “Este es un primer paso para la reconstrucción de la comunidad y de la vida de estas familias” concluyó.

 

 

Leave a Reply